Páginas vistas en total

11 sept. 2010

FEIZ DÍA DEL MAESTRO

El 14 o 15 de febrero de 1811 nació en San Juan de la Frontera, Faustino Valentín Sarmiento, que fue apodado Domingo por sus padres, por ser el Santo Domingo patrono de la familia.
Sus padres eran prósperos dueños de tierras que sufrieron el empobrecimiento repentino provocado por la Revolución de Mayo de 1810.
De niño recibió su primera y única instrucción escolar en la Escuela de la Patria. Se entregó con tal entusiasmo, que repentinamente demostró ser el mejor estudiante. Así nació la leyenda del aplicado alumno que no faltó ni un sólo día a clase en los ocho años que duró su aprendizaje.
Sus padres hicieron lo posible para que Sarmiento continuara sus estudios en Córdoba, en el Colegio de Monserrat, pero, según Leopoldo Lugones, sus escasos recursos económicos impidieron su inscripción.
La educación inicial de la Escuela de la Patria ya le quedaba chica, se aburría, y comenzaba a ausentarse sin la autorización de sus padres. Así formó una banda de muchachos que se entretenía enfrentándose a pedradas con otras pandillas juveniles.
Luego de varios conflictos familiares, José de Oro, un tío de Sarmiento, le ofreció fundar una escuela en San Luis. Así, a los quince años, comenzaba su carrera como maestro, impartiendo enseñanza básica a muchachos mayores de veinte años.
Más tarde se apartó de su tío y comenzó su preparación autodidacta.
En Recuerdos de Provincia escribía:
"Yo me sentía Franklin; ¿y por qué no? Era yo pobrísimo como él, y dándome maña y siguiendo sus huellas, podía un día llegar a formarme como él, y hacerme un lugar en las letras y en la política americana."
Su idea se hizo realidad. Se convirtió en presidente y un gran representante de la literatura nacional.
Como primer mandatario, Sarmiento pudo extender a toda la nación su política educativa y científica, comenzando de manera sistemática la formación profesional de maestros.
Apenas asumió como presidente dijo:
"Vamos a constituir la democracia pura, y para esto no cuento solo con los maestros, sino con toda esa juventud que forma una generación entera y que me ayudará en la obra".
Señaló como objetivo de su gobierno "hacer de toda la República una escuela".
Aunque algunas cuestiones no gratas de su biografía nos queden en la memoria, no hay que olvida, que el legado que nos dejó el 11 de septiembre de 1888, es la herramienta más importante del progreso de los pueblos:
LA EDUCACIÓN PÚBLICA.

Fuente: Grandes Biografías de los 200 años. Clarín. 2010.

Foto 1: Domingo F. Sarmiento.
Foto 2: Escuela Normal de Chivilcoy. Domingo F. Sarmiento. Vsta desde el interior, el busto a Sarmiento.
Extraída de http://www.skyscraperlife.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario