Páginas vistas en total

5 jul. 2010

GALA PLACIDIA: UNA MUJER EN LA ENCRUCIJADA DE LA HISTORIA

El Ingeniero Guillermo Rucci en el 143 aniversario de la Operaria Italiana de Chivilcoy presentó una conferencia audiovisual titulada La Mujer Italiana de Roma a la Actualidad. Pequeñas historia de mujeres que hicieron historia. En ella se desarrollaron las historias de vida de mujeres italianas que hicieron Historia y que a partir de fuentes de otros blogs, libros y páginas web he recopilado.

GALA PLACIDIA – UNA MUJER EN LA ENCRUCIJADA DE LA HISTORIA

A esta mujer, nacida en Roma en al año 390, le tocó vivir el desmoronamiento final del imperio romano y conoció tanto la vida regalada y llena de lujos como las más tristes y dolorosas penurias. Hija, esposa y madre de emperadores fue regenta del imperio romano pero el amor también la llevó a convertirse en reina de los bárbaros visigodos.
Gala Placidia fue hija de Teodosio el Grande, el emperador que logró unir por última vez las dos partes de un imperio romano que se desmenuzaba poco a poco. En el año 410, Alarico ataca la ciudad de Roma y además de las enormes riquezas que consigue, se lleva consigo a Gala quien apenas tiene 20 años.
Las negociaciones para su liberación se alargan y entre Gala y uno de los bárbaros surge el amor. El visigodo se llama Ataulfo y a la postre se convertirá en el nuevo rey a la muerte de Alarico.
El nuevo rey Ataulfo y Gala se casan en el 414, en una ceremonia que se celebra por todo lo alto en la ciudad de Narbona. Aunque la ceremonia también tenía motivaciones políticas pues se esperaba lograr un alianza entre Bárbaros-Romanos para que Ataulfo fuera nombrado emperador de la Galia Romana, todos los historiadores están de acuerdo en que entre la pareja hubo un romance auténtico.
Pero la boda no le hizo ni pizca de gracia al emperador romano Honorio quien pretendía casar a su hermana con el máximo general Constancio. El mosqueo que se agarraron ambos fue mayúsculo y el emperador mandó a Constancio con sus legiones para que recuperara a Gala Placidia y de paso limpiara de bárbaros toda la Galia.
Constancio se dedicó a ello con especial empeño y emprendió una demoledora campaña que empujó a los visigodos de Ataulfo hasta los Pirineos. Acorralados en suelo Galo no les quedó otra que cruzar las montañas llegando a Barcino(Barcelona) donde sin demasiados problemas echaron a los Vándalos que la ocupaban.
En Barcino nace el hijo de Ataulfo y Gala, a quien llaman Teodosio en honor de su abuelo, aunque muere al poco tiempo. También al poco tiempo, en medio de unas rencillas políticas, muere asesinado Ataulfo y se hace con el poder Sigerico quien pronuncia unas palabras que creo son una clara declaración de intenciones.
“Ataulfo humilló a mi linaje en las Galias. LLegada es la hora de cobrarme sanguinaria venganza en él y en esa romana que tiene por esposa.”
Lo primero que hizo fue matar a los seis hijos de Ataulfo, fruto de otros matrimonios ,para posteriormente cebarse en Gala Placidia de una forma cruel y retorcida. La hizo caminar y vivir junto a las esclavas sometiéndola a todo tipo de humillaciones públicas en las que él procuraba estar siempre presente. Por fortuna, la actitud de Sigerico no gustó al resto de nobles godos por lo que su reinado no duró mucho, justo hasta que apareció con una daga clavada. Exactamente siete días.
Lo sucedió Walia quien su único interés en Gala Placidia era económico y supo aprovecharlo bien. Negoció su devolución y los romanos a cambio de Gala y de que limpiara Hispania de las tribus bárbaras, dieron al rey visigodo 600.000 modios de trigo, todo un fortunón para la época. (1 modio= 52 litros)
Gala volvió a Roma con Constancio donde se casó con él. Tuvieron varios hijos y tras la muerte de Honorio, uno de sus hijos, Valentiniano, fue nombrado emperador aunque fue gala Placidia quien hizo de regente del imperio hasta la mayoría d edad del muchacho.
Gala Placidia murió con más de sesenta años y como cristiana devota que fue toda su vida contribuyó a la construcción de varias iglesias, así como del mausoleo donde se hallan sus restos junto a los de sus hijos y, según cuenta la leyenda, también los restos de su amado Ataulfo, aunque esto nunca se ha demostrado.

Fuente: http://historiasconhistoria.es/ (consultado el día 03/07/2010)

0 comentarios:

Publicar un comentario